Luces de Navidad.gif
EL ATENEO DE CÓRDOBA LES DESEA A TODOS FELICES FIESTAS Y PRÓSPERO AÑO NUEVO



Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

11 de diciembre, miércoles. Tertulia poética. Sede Ateneo 19:00 horas.
12 de diciembre: Reunión Junta directiva. Sede Ateneo 18:30 horas.
12 de diciembre, jueves. Queimada navideña. Sede Ateneo 20:00 horas.

VII Premio Agustín Gómez de Flamenco Ateneo de Córdoba.

Fallo del XXXV Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo del VII Premio de Relato Rafael Mir.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Amplía artículos

Wilhelm Brasse

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Wilhelm Brasse.jpg

Wilhelm Brasse (Żywiec, entonces Austria, 3 de diciembre de 1917 - Żywiec, Polonia, 23 de octubre de 2012) fue un fotógrafo polaco, superviviente del campo de concentración de Auschwitz. Ha pasado a ser conocido tras ser durante cuatro años el fotógrafo de este conocido centro de encarcelamiento, donde era un preso más. Su trabajo fotográfico pasó a la posteridad mostrando evidencias de las atrocidades cometidas en los campos de concentración por la Alemana nazi. Cuando él nació, esa zona de Silesia pertenecía a Austria.

Vida

Brasse era hijo de padre austriaco y madre polaca. Tras la Primera Guerra Mundial su ciudad pasó a formar parte de la nueva Polonia independiente. Realizó estudios de fotografía en Katowice.

Tras la invasión de Polonia por Alemania en 1939 fue soldado polaco. En 1940 fue apresado por los alemanes en la frontera con Hungría y, conocido por estos que su padre era austriaco, se le permitió elegir entre pasar a ser soldado de su ejército o ser encarcelado. Él se sentía polaco y prefirió ser encarcelado. El 31 de agosto de 1940 fue trasladado al campo de concentración de Auschwitz.

Tras semanas de trabajos forzados, y gracias a su dominio del alemán y su formación al respecto, fue nombrado por la Gestapo fotógrafo del servicio de identificación del campo. Su labor consistía en fotografiar a los recién llegados para la tarjeta identificativa del campo. Se estima que fotografió entre unas 40.000 y 50.000 personas.

En el año 1942 comenzaron a llegar al campo de Auschwitz los primeros presos judíos y los experimentos de los médicos del campo, entre los cuales estaba Josef Mengele. Wilhelm debía fotografiar a las víctimas de los experimentos. También fotografió a los militares nazis y sus momentos de ocio en centros de descanso con sus familias.

En julio de 1943 fue suspendido el servicio de identificación por carencia de materiales y ese servicio sólo se mantuvo ya en los campos en suelo propiamente alemán. A pesar de la estrecha vigilancia a que Brasse y sus compañeros del servicio eran sometidos, lograron pasar al exterior numerosos documentos e imágenes.

El 21 de enero de 1945 abandonó Wilhelm Brasse el campo de concentración de Auschwitz en el último transporte de desalojo del mismo que hicieron los alemanes. Los presos fueron transportados en vagones abiertos de transporte alimenticio y con un frío glacial durante cuatro largos días, hasta el campo de concentración de Mauthausen en la Alta Austria, y más tarde al campo adicional de Melk. Allí, el 6 de mayo de 1945, fue liberado Wilhelm por las tropas norteamericanas. Los negativos permanecían todavía en sus armarios de conservación de Auschwitz.

Tras la guerra Brasse pensó inicialmente trabajar de nuevo como fotógrafo, pero su experiencia había sido tan traumática que decidió que no volvería a tomar una foto en su vida. Hasta el día de su muerte vivió en su localidad natal, a escasos kilómetros de Auschwitz. La película documental “El retrato”, de Irek Dobrowolski llevó su historia a televisión en el año 2005.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.