Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Miércoles, 13 de junio, 21:00 horas. Entrega de las Fiambreras de Plata 2018 en el Círculo de la Amistad.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIII Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo V Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2017
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Amplía artículos

Vicente Moreno Baptista

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
thumbnail20minutos.es.

Vicente Moreno Baptista (Antequera (Málaga) , 7 de enero de 1773 - Granada, 10 de agosto de 1810), famoso guerrillero de la Guerra de la Independencia Española y capitán del ejército regular.

Biografía

El 12 de junio de 1792 ingresó en el ejército como soldado distinguido en el regimiento Fijo de Málaga, destinado inmediatamente a la Guerra del Rosellón donde su constantes muestra de valentía en ocasiones rayanas en la temeridad le hicieron ser ascendido directamente el 30 de septiembre de 1795 a cadete de su regimiento, y el 1 de abril de 1799 promocionó al grado de subteniente segundo. En septiembre del año 1800 asciende a subteniente primero, y aprovecha para solicitar licencia matrimonial que una vez concedido se produce, el 9 de diciembre casándose con María Teresa Velasco García.

El 16 de julio de 1805 asciende a teniente, y el 30 de noviembre de 1808 le nombran ayudante del 2º batallón de su regimiento, donde además de liderarlo, interviene en todos los enfrentamientos con tal heroísmo que el 5 de enero de 1809 es ascendido al grado de capitán, volcándose entonces en todas las acciones desarrolladas en Sierra Morena. El paso de Capitán del ejército a guerrillero se da por dos acciones:

  • La primera, la Batalla de Ocaña, el 19 de noviembre de 1809, en la que por un mal planteamiento táctico, los españoles fueron rebasados por la caballería e infantería francesa, quedando en pie tan sólo la 1ª compañía del batallón, 1º del regimiento Málaga nº 35.
  • La segunda, la acción de Arquillos (Jaén), en la que lo que quedaba del antiguo Fijo de Málaga perdió la mayoría de los hombres que quedaban, salvándose muy pocos, entre ellos el capitán Moreno, el cual harto de ver hombres suyos caer por estar mal planificadas las batallas, organiza una guerrilla en Sierra Morena.

El general francés Sebastiani supera los puertos de Sierra Morena y toma la ciudad de Granada, en la que deja una guarnición, tomando la Villa de Loja, y asedia la plaza de Málaga. El general Cuesta, igual que las personas relevantes de la ciudad estaban dispuestos a entregar la ciudad sin lucha, como en Granada, pero el pueblo se dispuso a defenderlo con uñas y dientes.

Mientras que Sebastiani marchaba por Loja, Archidona y Antequera (día 5 a las 14:00 horas la ve por primera vez) Milhaud, tras haber vencido el 4 de febrero en el combate de la angostura de Boca del Asno, prosiguió hacia Málaga.

Los franceses acabaron tomando la ciudad de Málaga, que se vio sometida a una sangrienta voracidad más propia de depredadores que de soldados, masacrando mujeres malagueñas y niños, y por supuesto a los hombres, miles de encarcelados, cientos de fusilamientos y de violaciones de mujeres.

El 8 de febrero los franceses nombran un gobierno de la ciudad. Ante ésta brutalidad el capitán Moreno consolida su guerrilla en el baluarte que le ofrecía la naturaleza en las alturas de El Torcal Alto, hasta la Sierra Pelada, cerca de Antequera, y atacaban sistemáticamente cualquier convoy francés que se aventurase, hasta que al final los franceses tuvieron pánico de pasar las sierras.

El 15 de julio los franceses lograron un enfrentamiento en Riogordo frente a frente con la guerrilla de Vicente Moreno, pero murieron todos. El teniente coronel Bellangé al mando del destacamento en Málaga, está superado por el terror que sentían sus tropas, la falta de abastecimiento y la sensación de inseguridad permanente y de soledad puesto que nadie quería pasar por allí, y todo por culpa de Vicente Moreno Baptista. Entonces le tendió una trampa utilizando un traidor español, que a cambio de dinero, el cual congregó en su casa del paraje del Navazo Hondo, a Vicente Moreno y sus hombres, en el camino de Málaga, para decirles que esa noche pasarían correos franceses con importantes valijas de documentación.

El 2 de agosto en su noche, vigilaron el paso, Vicente Moreno y sus 40 hombres, y cuando vieron pasar el correo se abalanzaron sobre él, rápidamente se vieron envueltos por los coraceros franceses, que mataron a la mayoría de sus hombres y el resto heridos, siendo de los más graves el propio Vicente Moreno al que su caballo quebró su pierna derecha bajo la montura, al caer tras ser herido en el vientre. Además el capitán Moreno tenía otras dos profundas heridas en pecho y rostro. Los soldados lo aprendieron y lo llevaron ante Bellangé, junto a los únicos seis guerrilleros que se salvaron aquella madrugada, y ordenó su ingreso en la cárcel de Málaga, con objeto de someter al capitán Moreno a un juicio civil, protestando por ello, pues como Oficial del Ejército, le correspondía ser juzgado en un Consejo de Guerra.

El Gobernador Militar de Málaga le ofrece a Vicente Moreno Baptista su libertad y el grado de coronel en nombre del rey José I si juraba acatar al rey. Moreno contestó con la célebre frase "el honor de un patriota español no se vende", viendo así las cosas los franceses llevaron a la celda de Moreno, a su mujer e hijos para debilitarle anímicamente ante el llanto constante de éstos. No sirvió de nada. Secó sus lágrimas y les pidió que dejaran de llorar, pues es lo que buscaban los franceses, les pidió que se marcharan a Ciudad Real donde tenía familia tanto ella como él.

El viernes 9 de agosto de 1810, Sebastiani consiguió que Moreno fuera condenado a la pena de muerte por garrote, incluso contra la opinión de dos de los jueces de que fuera encarcelado, no muerto. La noche del 9 de agosto, Moreno entró en capilla, su mujer e hijos no quisieron abandonarlo en esos momentos aún sabiendo que, una vez muerto Vicente Moreno, los franceses solían matar a las familias de los ajusticiados, para que vieran los guerrilleros lo que les pasaría a sus familias, tras ser ejecutados ellos. Así su familia se quedó de pie llorando en la "Puerta Elvira", Vicente les miró y sonrió con aire orgulloso. Se sentó en el escaño y gritando "Por España" alzó el cuello con altivez y el verdugo estranguló la garganta de aquel héroe.

Ese mismo día mientras su mujer e hijos huían hacia Piedrabuena (Ciudad Real) en busca de la protección de un primo de D.Vicente Moreno, el también guerrillero Francisco Abad Moreno "El chaleco" natural de Valdepeñas (Ciudad Real) que se encontraba en la población de Piedrabuena, los hombres de Vicente Moreno quemaron la casa del Páramo y ahorcaron a sus habitantes vengando la traición.

Fue sepultado en el cementerio de la parroquia de San Ildefonso, donde se puede hallar la partida de defunción del párroco don Francisco de Paula Romera y González encuadrado en el libro 16 de Entierros, folio 142: «Don Vicente Moreno. Garrote. En la ciudad de Granada, a diez días del mes de agosto de su tarde, falleció delante de la puerta de la Iglesia, Don Vicente Moreno, natural de Antequera, marido de Doña María Velasco y Capitán primero del Regimiento de Málaga, y se enterró en el campo Santo, Feligresía de esta Iglesia parroquial de S. Ildefonso en dicho día por la Hermandad de Caridad de dicha Ciudad, y para que conste la firmo.»

El martes 14 de agosto, la «Gazeta del Gobierno de Granada», decía:

«ESPAÑA. Granada 10 de agosto de 1810. Ayer se reunió la Junta Criminal de la Prefectura de Granada para juzgar la causa del Vicente Moreno, en otro tiempo Oficial del Regimiento de Málaga. Y justificándose en dicha causa que el referido, renunciando a las nobles funciones de su grado, se ha envilecido hasta el extremo de hacerse espía, como consta entre otras cosas, del pasaporte del General Abadía, fecho en Algeciras en 18 de Junio próximo pasado…- Constando igualmente que dicho Moreno se ha dicho jefe de cuadrillas, esto es de malhechores y asesinos en caminos públicos; que ha cometido con sus gentes asesinatos, robos, extorsiones y pillajes en el camino de Antequera a Málaga y en los pueblos de Torrox, Nerja, Gaucín, Periana y otros muchos; que ha fingido para ejecutar sus crímenes, órdenes y pasaportes del Marqués de la Romana, haciéndose intitular en ellos Teniente Coronel intimando dicho Moreno a los pueblos y particulares que si luego no le envían sus cuantiosos pedidos «experimentarán su rigor, y sus personas y casas serán las primeras que envuelva en su ruina». Constando asimismo que se ha aprehendido con las armas en la mano, emboscado en camino público para asesinar y robar a los ciudadanos pacíficos.- La Junta, teniéndole en virtud de estos hechos por deshonrado del grado de Oficial y convencido de ser gefe de vandidos y espías, comprendido por consiguiente en el artículo 2º del Real decreto de 19 de abril de este año, le ha condenado a la pena de garrote, que se executó en este día 10 de agosto.»

El 10 de diciembre de 1812, las Cortes Generales dictó un Decreto con el número 2.101, por el que se ordenaba que su nombre figurase como el más antiguo del escalafón de capitanes, teniéndole siempre por “vivo” su nombre figurase en las periódicas revistas de Comisario de la 1ª compañía del primer batallón del regimiento de Málaga número 40, o cualesquiera otro regimiento que le sucediese. Además dicho decreto disponía que su sueldo pasase a la viuda e hijos, de los que su hijo Juan Moreno Velasco, al tener la edad requerida se educase en el Colegio Militar de la Isla de León, por cuenta del Estado y una vez finalizados sus estudios regresó a Piedrabuena, donde haciendo gala del arrojo heredado cruzaba las sierras atestadas de bandoleros con los correos que nadie osaba llevar, tradición que continuó tanto su hijo Rosalio como su nieto Carmelo Moreno Velasco, lo que les convirtió en la familia más prestigiosa de Piedrabuena debido tan sólo a la valentía de la estirpe. Actualmente en el Escalafón de las Fuerzas Armadas, Escala Superior de Oficiales del Ejército de Tierra, ha sido eliminado el capitán don Vicente Moreno Baptista incomprensiblemente.

El 29 de junio de 1908 se celebró el centenario de la guerra de la independencia y se colocó en la fachada del cuartel de Infantería de Granada, una lápida conmemorativa del escultor granadino Pablo de Loyzaga, representado como una mujer colocaba una corona de laurel sobre el pecho de Vicente Moreno, teniendo el lema: «Al Capitán de Infantería D. Vicente Moreno, homenaje a su heroísmo».

Durante el año 2007, como preparativo del segundo centenario de la Guerra de la Independencia, se prepararon numerosos actos en honor de D. Vicente Moreno, considerado cima del heroísmo español, a cargo de la Asociación Histórico - Cultural Napoleónica "Voluntarios de la Batalla de Bailén" y su Vocalía y Delegación en Málaga, el Grupo de Recreación Histórica "Regimiento Suizo de Reding nº 3".

Bibliografía

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.