Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
Desde las 18:00 horas del lunes 2 de noviembre ha comenzado a emitir el Canal del Ateneo de Córdoba en Youtube

CAC36 CANAL ATENEO DE CÓRDOBA.
Desde aquí haremos llegar las actividades que se realicen en el Ateneo
así como los actos, representaciones teatrales, recitales de poesía y conferencias de nuestra hemeroteca.
El canal está disponible en este enlace

Actividades ya disponibles en el canal:
Presentación del Canal por parte de Antonio Varo Baena, Presidente del Ateneo de Córdoba
"Foro Jaime Loring de debate y conocimiento”, conferencia del ateneísta Rafael Jiménez, “AREAS DE MONTAÑA Y DESPOBLACIÓN”.
Lectura poética del ateneísta Antonio Flores Herrera.
Entrevista realizada a la ateneísta de honor Carmen Galán Soldevilla
Recital de poesía: Participan Balbina Prior, Ángela Mallén, y Joanna Mojón.
"Los Miércoles del Ateneo": Entrevista de Elena Cobos a la poeta y ateneísta Pilar Sanabria
"La visita", obra de teatro de Antonio Varo Baena
Entrega de las Fiambreras de Plata 2017
"Entrega de la Medalla de Oro de Córdoba a Pablo García Baena (1986)"
Entrevista a Antonio Perea, fundador y Presidente de honor del Ateneo de Córdoba
Paco del Cid canta una canción de Carlos Cano

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
VIII Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Edita en una página

María Fernández Coronel

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

María Fernández Coronel (n. Sevilla, 1334 - † Sevilla, 1409), también conocida como doña María Coronel, fue una importante aristócrata sevillana fundadora del Convento de Santa Inés.

Biografía

María Fernández Coronel, más conocida como doña María Coronel, es la heroína de una de las tradiciones más hermosas de Sevilla. Su cuerpo, después de seiscientos años, aún pervive con la marca en su rostro y en su pecho como testimonio elocuente de lo que cuenta Sevilla de generación en generación. Se encuentra en el monasterio sevillano de Santa Inés fundado por ella, y puede verse cada 2 de diciembre tras una urna de cristal profusamente decorada.

El drama baila alrededor de esta mujer y su familia. Hija de Alfonso Fernández Coronel, alguacil mayor de Sevilla y señor de Aguilar, hombre principalísimo en el consejo privado de Alfonso XI, casó con Juan de la Cerda, descendiente en línea directa de Fernando III el Santo, nieto de Guzmán el Bueno e hijo de Alonso de la Cerda. En febrero de 1353 muere decapitado, por orden del rey don Pedro, Alfonso Fernández Coronel que se había sublevado contra él en la lucha nobiliaria que se desencadenó al subir este rey al poder.

Años más tarde, en 1357, muere también decapitado Juan de la Cerda, sublevado contra el rey don Pedro, perdiendo doña María Coronel todos sus bienes, confiscados por el rey que no recuperará hasta la venida al trono de Enrique II.

Es por esta época, de los años sesenta del siglo XIV en que hay que situar el suceso de la leyenda. Huyendo del acoso a que la tenía sometida el rey Pedro I, buscó refugió en un primer momento en la ermita de San Blas, existente en las inmediaciones de la Iglesia de Omnium Sanctorum, pasando posteriormente al convento de Santa Clara de Sevilla. Para librarse de su acoso, se arrojó aceite hirviendo en la cara y pecho.

Fundación del Convento de Santa Inés

Con la llegada de Enrique II, recuperó parte de sus bienes, y con lo que le donaron sus hermanas, Aldonza y Mayor, se determinó a fundar el monasterio de Santa Inés en la misma casa solariega de sus padres, junto a la parroquia de San Pedro. La fundación tuvo lugar en 1376, en que ella donó para sustento de cuarenta monjas clarisas las posesiones que tenía en Sevilla, Carmona y el Aljarafe.

De los castillos que fueron de su padre, poseía de la mayoría de ellos un dominio nominal ya que no los pudo recuperar tras la muerte de Pedro I. En 1409, ya a punto de morir, firmó un acuerdo con Fernando de Antequera —éste la consideraba como su segunda madre— por el que le cedía sus derechos sobre dichos castillos y él se comprometía a la terminación del monasterio de Santa Inés y a una renta anual a sus monjas.

Aunque la fecha tradicional de su muerte se sitúa en 2 de diciembre de 1411, debió morir en 1409, teniendo alrededor de setenta y cinco años.

Enterrada en medio del coro de la iglesia, fue encontrado su cuerpo incorrupto cuando a mediados del s. XVI efectuaron reformas, y desde entonces se le venera en Sevilla con una piedad popular que nunca ha decrecido.

El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.