Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Convocatoria de la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria,
Jueves, 24 de enero a las 18:00 en primera convocatoria y 18:30 en segunda, en la Fundación Caja Rural del Sur, Avenida Ronda de los Tejares, nº 36.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Redacta un buen artículo

I Concurso Campos de Guitarra del Ateneo de Córdoba. Reflexiones

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
I Premio Campos de guitarra 0.jpg

Con motivo de la convocatoria del II Premio Campos de guitarra, que estos días está siendo puesto en marcha por el Ateneo de Córdoba, quisiera reflexionar sobre la Final del I Concurso, -de la que fui testigo, a escasos metros del escenario- que tuvo lugar, creo recordar, el sábado 24 de noviembre del año 2001, en el Gran Teatro de Córdoba.

Alabo como encomiable la iniciativa del Ateneo, de poner en marcha, -con las dificultades que cualquier evento cultural lleva consigo- este concurso de guitarra, que si llega a consolidarse, -lo que deseo fervientemente a los dirigentes del Ateneo- servirá para seguir dando prestigio a una entidad como el propio Ateneo de Córdoba, y a Córdoba misma, como ciudad rica en actos culturales de todo tipo, y más en concreto, como en el caso que nos ocupa, en el campo del flamenco, ya que cumplimentaría eventos de la tradición y prestigio del Concurso Nacional de Arte Flamenco (convocado trianualmente), o el Festival Internacional de la Guitarra, que anualmente convoca el Ayuntamiento de Córdoba; y que aunque convocado a nivel nacional, este concurso Campos de Guitarra, servirá también como acicate para seguir aumentando el elenco de guitarristas, que tradicionalmente –y en estos momentos más que nunca- ha tenido Córdoba a través de los tiempos, viniéndome a la memoria guitarristas cordobeses de la talla de Arango, Merengue, El Tomate, Rafael Trenas, Vicente Amigo, Paco Serrano, Manuel Silveria, Manuel de Palma..., y un largo etcétera, de jóvenes, -algunos de ellos con distinciones de enorme prestigio- que vienen apareciendo continuamente en los últimos tiempos en nuestra querida Córdoba.

Pero volviendo a la final del I Premio Campos de guitarra, sobre el que quiero reflexionar, como decía al principio, se encontraban clasificados para la mentada final los siguientes cinco concursantes: José Antonio Díaz Franco, Juan Expósito, Jesús Majuelos, Francisco Prieto "El Currito" y Javier Conde. Los cuatro primeros de Córdoba y Javier Conde, de Cáceres.

Dichos artistas realizaron unas interpretaciones, que según los gustos y en mayor o menor medida, fueron aplaudidas por un público bastante entendido, ya que dentro del aforo del Gran Teatro, la mayoría éramos aficionados a esta magnífica locura que es el arte flamenco, que en cierto modo, nos conocemos unos a otros, pues ¿por desgracia o por suerte?, los amantes del flamenco somos una minoría, que a fuerza de vernos unos a otros en los distintos foros flamencos, como decía antes llegamos a conocernos –al menos de vista- la mayoría. Entre los espectadores se apreció también la asistencia de muchos artistas flamencos cordobeses, en sus diversas facetas, lo que acrecentaba el entendimiento de los espectadores de la final que nos ocupa.

Pero el aplauso –en prolongación temporal y fuerza del mismo- que recibió el joven de 12 años, y natural de Cáceres, Javier Conde, no digo que fuera unánime, porque no soy amigo de unanimidades, pero sí que doy fe que fue inmensamente mayoritario. Mucho más que el que el público tributó al resto de los cuatro concursantes cordobeses, lo que ya de por sí debería de haber sido algo –y pienso que no poco- importante a tener en cuenta para los cinco miembros del jurado. (Decía un amigo y gran aficionado, junto al que estuvimos presenciando el acto, que había sido invitado a formar parte del Jurado, pero debido a las polémicas que los fallos de los jurados ocasionan por la igualdad de los concursantes, había declinado formar parte de él, pero que después de visto lo visto, se arrepentía, ante la claridad del hipotético primer premio).

Tal jurado estaba compuesto por cinco personas, a las que conozco en su mayoría y de las que sé de su afición y conocimientos sobre el campo de la guitarra flamenca y de las que igualmente me consta su honradez personal, fuera de toda duda, -el mejor escribano echa un borrón- lo cierto es que al conceder el primer premio al joven cordobés Francisco Prieto "El Currito", provocaron entre el público una bronca de tal magnitud, que durante varios minutos se temió que pudiera suceder algún lamentable incidente, porque en este caso, el abucheo, la bronca y los gritos de ¡fuera! ¡fuera! sonaron mucho más unánimes que el aplauso que en principio habíamos dedicado al joven Javier Conde, que por cierto al recibir el 2º premio, a pesar de la injusticia, tuvo un comportamiento ejemplar, que le honra como persona y como artista.

No deben valer posteriores –discutibles, injustificables e inoportunos comentarios de algunos miembros del Jurado, relativos a la creatividad del “Currito”, o al mimetismo –igualmente discutible- del toque de Javier Conde sobre artistas como Sabicas. Lo que es cierto es que Javier Conde debió de haber recibido el 1º Premio del Concurso, porque su toque, en comparación con los otros cuatro concursantes, pareció de otro planeta, tal fue su superioridad, casi tan solo no apreciada por el Jurado.

En definitiva, estas reflexiones vienen a colación, para que hechos como el extrañísimo fallo del Jurado del I Premio Campos de guitarra, no vuelvan a repetirse, por respeto al Presidente del Ateneo, Antonio Perea, del que tengo inmejorables referencias, por la propia institución del Ateneo de Córdoba; por las autoridades invitadas, que se vieron en el trance de entregar los premios bajo un tremendo abucheo; y en definitiva por Córdoba misma, que no se merece que disminuya su prestigio cultural por actos como el fallo del Jurado del 1º Concurso Campos de Guitarra.

Para finalizar, hacer referencia a que el artista invitado para poner colofón al Concurso, fue el cantaor cordobés Manuel Moreno Maya El Pele, al que antes de iniciar su actuación un aficionado desde el patio de butacas le expetó “Pele, quítanos el cabreo”, y ciertamente que lo consiguió, porque tuvimos la suerte de escucharle una de sus actuaciones más importantes de los últimos tiempos, lo que nos hace concebir nuevas esperanzas sobre este genial artista, que por condiciones -fuera de extrañas circunstancias- es hoy por hoy, según mi opinión, posiblemente el mayor cantaor flamenco de la actualidad.

Enlace externo

Galería de imágenes