Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Convocatoria de la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria,
Jueves, 24 de enero a las 18:00 en primera convocatoria y 18:30 en segunda, en la Fundación Caja Rural del Sur, Avenida Ronda de los Tejares, nº 36.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Redacta un buen artículo

Fiambreras de ilusión

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
La fiambrera, según la RAE, es un cestón para llevar el repuesto de la carne o el pescado que, tras ser asados o cocidos, pueden degustarse en frío. Es, pues, un utensilio que permite afrontar los rigores que nos asaltan cuando estamos lejos de casa, cuando añoramos el hogar.

El Ateneo de Córdoba, que en su actual etapa ronda los 25 años de vida, hizo de la fiambrera un símbolo al instituirla como galardón que reconoce los méritos de quienes se hubieren distinguido en el ámbito de las letras, artes y ciencias, la defensa de los derechos humanos “y otras nobles causas”. Carece de dotación económica y su nombre agasaja al colectivo infantil cuyos mentores optaron por el teatro como actividad formativa para sus críos, como medio para combatir la marginación de un entorno marcado por toda suerte de penurias.

Cuando el pasado martes un nutrido público atestaba Bodegas Campos para la entrega anual de las Fiambreras de Plata, evoqué en una ráfaga de imágenes vertiginosas algunos hitos de la reciente historia del Ateneo. Un camino plagado de escollos, transitado gracias a la entrega generosa de gentes muy dispares tanto en lo profesional como en lo ideológico. Todo un lujo –y un ejemplo- en esta sociedad escindida en bancos estancos.

Después, cuando citaron mi nombre, tuve el honor de hacer entrega de su laurel a Mercedes Moreno, tan querida por tirios y troyanos; admiré la simpatía infatigable de Pasión Vega, cuya belleza exultante en el interior se irradia sin traba al exterior; reparé en la coherencia lúcida de un luchador por las libertades como Filomeno Aparicio; atendí a la presencia magnética de Manuel Clavero, un nombre para la historia de Andalucía, a la bonhomía ilustrada de José Campos y al alegato de Alfredo Romeo por Cordobapedia, que habló de una nueva era merced a la red de redes; y medité el discurso hondo de la rectora de la Plataforma Cordobesa contra la Violencia de Género, una lacra en cuyo final todos debemos implicarnos.

La pujanza del Ateneo es un orgullo para Córdoba, del que Córdoba es, al fin, consciente.
Javier Ortega Posadillo (Escritor y ateneísta)
ABC Córdoba, 29 de junio de 2008