Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
Desde las 18:00 horas del lunes 2 de noviembre ha comenzado a emitir el Canal del Ateneo de Córdoba en Youtube

CAC36 CANAL ATENEO DE CÓRDOBA.
Desde aquí haremos llegar las actividades que se realicen en el Ateneo
así como los actos, representaciones teatrales, recitales de poesía y conferencias de nuestra hemeroteca.
El canal está disponible en este enlace

Actividades ya disponibles en el canal:
Presentación del Canal por parte de Antonio Varo Baena, Presidente del Ateneo de Córdoba
"Foro Jaime Loring de debate y conocimiento”, conferencia del ateneísta Rafael Jiménez, “AREAS DE MONTAÑA Y DESPOBLACIÓN”.
Lectura poética del ateneísta Antonio Flores Herrera.
Entrevista realizada a la ateneísta de honor Carmen Galán Soldevilla
Recital de poesía: Participan Balbina Prior, Ángela Mallén, y Joanna Mojón.
"Los Miércoles del Ateneo": Entrevista de Elena Cobos a la poeta y ateneísta Pilar Sanabria
"La visita", obra de teatro de Antonio Varo Baena
Entrega de las Fiambreras de Plata 2017
"Entrega de la Medalla de Oro de Córdoba a Pablo García Baena (1986)"
Entrevista a Antonio Perea, fundador y Presidente de honor del Ateneo de Córdoba
Paco del Cid canta una canción de Carlos Cano

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA
VIII Premio de Relato Rafael Mir.
XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.

¡Ayúdanos! Redacta un buen artículo

Curro Vélez

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

Francisco Rodríguez Salido, bailaor gitano, más conocido en el mundo del baile flamenco con el nombre artístico de Curro Vélez, nació en Sevilla en el barrio de Triana el día 1 de junio de 1934, y murió el día 6 de enero del 2013. Discípulo de Enrique el Cojo y Pilar López, fundó el mítico tablao El Arenal.

Curro Vélez es otro gran ejemplo de vida dedicada al baile flamenco, primero como bailaor, elegante y lleno de gracia, y luego como empresario de uno de los tablaos más conocidos de la ciudad. Alumno de Enrique el Cojo, Vélez debutó a los 15 años en el tablao del Hotel Cristina y, desde ese momento, su vida profesional se desarrolló en un continuo alternarse entre los escenarios más universales con giras por América, como primer bailarín de Carmen Amaya, en Nueva York y en París con Manuela Vargas, por Europa con Luisa Ortega y Arturo Pavón, y la intimidad del tablao español (Los Canasteros de Caracol, por ejemplo), ese espacio que curte a los artistas como ningún otro.

Baste decir, como prueba de su valía, que doña Pilar López, el ojo más certero del baile español, lo enroló en su prestigiosa compañía y le confió algunas de sus coreografías más novedosas, como aquel Preludios e imágenes, obra en cinco movimientos con música de Debussy, que estrenara en el Teatro Eslava de Madrid. En ella, Curro Vélez interpretaba como nadie al torerillo del tercer movimiento, mientras los otros eran bailados por otros "niños" de la compañía como Antonio Gades, Mario Maya, El Güito y Alberto Portillo. Cumplidos los 40, en 1975, Curro Vélez se asentó de nuevo en Sevilla y, junto a su esposa Antonia, abrió en la calle Rodo el Tablao el Arenal.

Especialistas flamencos como Manolo Curao, Manuel Herrera, Miguel A. Fernández o Manolo Macías, entre otros, y la Asociación Torre del Oro promueven que dicha calle pase a llevar el nombre de Curro Vélez, referente de cómo debe ofrecerse en estos espacios el flamenco más auténtico. Lleno de obras de arte y de recuerdos, el tablao sigue abriendo sus puertas cada día gracias a su hijo Fran, hoy responsable del mismo, en el que se esfuerza por conjugar la excelencia empresarial con el amor absoluto por el flamenco (en él han bailado y siguen bailando figuras emblemáticas de la escuela sevillana, como Loly Flores, y jóvenes promesas del baile más actual) y con un espíritu de mecenazgo que le ha llevado a favorecer otras actividades y a crear el Premio Curro Vélez con el que quiere compensar la trayectoria, no siempre justamente reconocida, de algún bailaor o bailaora de la ciudad.

El Primer Premio de esta bonita iniciativa se entregó el pasado 18 de agosto, en el ámbito de la XVII Bienal de Flamenco de Sevilla, a la inigualable Angelita Vargas. Un bonito gesto desde lo privado, y una buena manera de mantener el nombre de Curro Vélez en la memoria del flamenco.

Fuente