Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Convocatoria de la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria,
Jueves, 24 de enero a las 18:00 en primera convocatoria y 18:30 en segunda, en la Fundación Caja Rural del Sur, Avenida Ronda de los Tejares, nº 36.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Redacta un buen artículo

Contrastes técnicos y estéticos en la guitarra de concierto

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Comienza a entrar en calor el Campos de Guitarra flamenca de concierto del Ateneo de Córdoba. La segunda fase eliminatoria del certamen ha permitido percibir tres formas de concebir la guitarra. Los parámetros técnicos en los que se desenvolvieron los cuatro concursantes fueron interesantes, destacando Francisco Prieto "El Currito" y Jesús Majuelos.

La jornada comenzó con Isaac Muñoz Casado, que tocó rondeñas, solea, taranta y bulerías, con la fijación de no equivocarse en falsetas, con lo que la rigidez de sus piezas fue evidente. La intención del guitarrista es positiva, pero aún le queda bastante para lograr garantía en los solos de guitarra, más cuando ejecuta las creaciones más señeras de la última etapa de Paco de Lucía.

La noche adquirió un brillo especial gracias a los decididos picados de El Currito, quien evocó gratísimas sugerencias estéticas en granaínas, bulerías, solea por bulerías y tangos. El guitarrista construyó sus frases musicales partiendo de la solvencia en los comprometidos picados en la sexta, quinta y cuarta cuerda, base del desarrollo de sus composiciones, siempre con intencionalidad armónica en el diapasón, detalle que hace vislumbrar un creativo futuro musical.

El sonido añejo tuvo presencia en la Sala Flamenca de Bodegas Campos gracias a José Manuel Flores. Soleá, tangos, bulerías y alegrías para rememorar el encanto de la escuela de Diego del Gastor. El guitarrista recordó añorados pasajes melódicos, más apropiados para el acompañamiento al cante; lo suyo, entre otros detalles, fue un cúmulo de falsetas y fraseos de canciones, como Ojos verdes.

La exquisita fragilidad musical de Jesús Majuelos llamó la atención de todos. El cristalino sonido que hizo emanar de su guitarra es siempre agradecido. El guitarrista logró dar los acentos adecuados a los pasajes de rondeña, zapateado y soleares, sin ningún exabrupto. La sólida construcción de las piezas que ejecutó contribuyó a que su mensaje fuese comprensible y admirado, sin desdeñar para este logro ninguno de los aspectos técnicos que demanda la guitarra de concierto.
Francisco Martínez
El Día de Córdoba, 5 de octubre de 2001