Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Convocatoria de la Asamblea General Ordinaria y Extraordinaria,
Jueves, 24 de enero a las 18:00 en primera convocatoria y 18:30 en segunda, en la Fundación Caja Rural del Sur, Avenida Ronda de los Tejares, nº 36.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Inserta tus fotos

Ética y retórica a Jacobo Sadness

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Ética y retórica a Jacobo Sadness

Ficha
Autor Santiago Alfonso López Navia
Serie Volumen 53 Colección Arca del Ateneo
Tema(s) XXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Género Poesía
Editorial Arca del Ateneo
Fecha de publicación 2009
Páginas 44 páginas
ISBN ISBN 84-88175-51-9
Precedido por Entre la espada y la poesía II (y otros textos)
Seguido por Triste canción de cuna




Presentación del libro Ética y Retórica a Jacobo Sadness La presentación del libro, estuvo a cargo de Antonio Flores Herrera, socio de la Sección de Literatura del Ateneo de Córdoba, que elaboró la siguiente reseña:

Con el texto titulado”Ética y retórica a Jacobo Sadness” D. Santiago López Navia, actual director de la Cátedra de Estudios Hispánicos de IE University, ha obtenido el XXIV Premio Juan Bernier de Poesía editado por el Ateneo de Córdoba y recogido en su colección Arca del Ateneo. Licenciado y Doctor en Filología Hispánica por la Complutense de Madrid, forma parte de la Junta directiva de la Asociación de Cervantistas, de la Asociación Internacional “Siglo de Oro” y de la Asociación Internacional de Estudios Galegos. Ha publicado libros relacionados con su centro de investigación: La retórica y el cervantismo; y en poesía, ha sido premiado en varios certámenes literarios tales como el primer premio del Concurso Nacional de Poesía Isabel de España, el primer premio en el Certamen Internacional de Poesía Pedro Alonso Morgado 2002 y el Premio Nacional de Poesía Vicente Cano (2003) “Ética y retórica a Jacobo Sadness” es el quinto libro de poesía publicado por López Navia tras Tremendo Arcángel (Madrid, 2003), Sombras de la huella (Barcelona, 2006), El cielo de Delhi, accésit en el Premio Internacional Artífice 2006 (Granada, 2007) y Canción de ausencia rota de mi señor Silente (Madrid, 2008)

Desarrollo Argumental

El poemario, aún respondiendo a una unidad temática y formal, está dividido en dos partes, dedicadas respectivamente a la retórica y la ética, en las que el ermitaño Antero Freire instruye a su discípulo Jacobo Sadness (que muy bien pudiera ser el “Álter ego” del propio López Navia) en el arte de la palabra y aconsejando la mejor postura ante las contingencias vitales. Su principal lección retórica gira en torno al silencio, extensivo hasta la propia escritura si es necesario:

Hablar si no hay motivo es artificio.
Mejor no escribir nada que entregarse
al canto de sirena de un papel.

Tal como nos dice Antero Freire en su quinta lección. O el propio Jacobo Sadness en los tres sonetos y treinta y siete hermosos endecasílabos blancos del Apéndice: “en las que enseña a callar las palabras que describen las heridas del alma (especialmente las provocadas por el amor)”. En cuanto a la ética, el texto en cuestión se estructura en torno a los valores de la moral judeo-cristiana. Jacobo recibe de su maestro una enseñanza basada en el valor de la discreción, la bondad, la humildad, la compasión, el perdón, la paciencia y, de nuevo, la gran importancia del silencio. La sombra del viejo Sócrates planea sobre el texto. El anacoreta Antero Freire, propone, igual que el griego a sus discípulos, la vía “de la interiorización”. El cuerpo es la cárcel del alma; es decir,del espíritu, del nous, confirmando la orientación sofística hacia la pregunta por el hombre; o sea: el hecho moral. El giro socrático consistió en colocar a la conciencia por encima de los instintos y otorgarle a la primera, la facultad creadora. Acusado por ello de carromper a la juventud ateniense, fue, como es sabido, condenado a muerte. Al igual que Jesús de Nazaret. De ahí que Nietzsche no dudara en calificar a Sócrates como el auténtico “Cristo”. El hilo conductor que va de Sócrates al cristianismo, pasa, entre otras escuelas por la de los estóicos, los neoplatónicos Orígenes, Plotino y la Patrística de los primeros siglos.Y con más o menos variantes, todas ellas encuentran en la renuncia ascética, en la mortificación voluntaria, en el rechazo a los placeres, en la actitud radical de la no violencia, la vía de la Virtud. Antero Freire es, en cierto modo, ese eremita que se retira de los placeres mundanos, embriagando el ser de su existencia en el mundo del espíritu y hasta, si es necesario, se trasciende a sí mismo para encontrar por la vía de la interioridad, la Verdad que consiste en la contemplación del Summun Bonum, tal como lo expresó Agustin de Hipona, padre de la Escolástica y dador del etos de la ciencia moderna que consolidará siglos más tarde, Tomás de Aquino. En resumen: Filosofía poética o Poesía filosófica a la manera dialéctica de María Zambrano, la que nos presenta el catedrático López Navia en este bien estructurado libro, rico en endecasílabos que invitan a la meditación profunda. La construcción circular del mismo, se pone de manifiesto en el primer y último poema evocando en ambos, el canto a la Duda frente a las Certezas. Certezas que, por serlo, deben dormir siempre “al abrigo de la duda”.