Ateneo de Córdoba. Calle Ángel Ganivet, número 3 local bajo.

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

II SEMANA LITERARIA (2018) DEL ATENEO DE CÓRDOBA.

Lunes, 12 de noviembre a las 19:30 horas, sede del Ateneo, presentación de los Premios
Juan Bernier (Libro "Ampuesta" de José Luis Molina)
y Rafael Mir de Relato ("Ruiseñores de Fuego" de Fernando Molero).

Miércoles 14, 20:30 horas, sede del Ateneo, presentación del poemario "Jardín de Paracelso" de Alfredo Jurado.

Lunes 19, 19:30 horas en el Círculo de la Amistad, presentación Libro-homenaje a Juana Castro.

Martes 20, 20:00 horas en el Círculo de la Amistad, presentación de la novela "Velas para el dragón rosado" de Miguel Ranchal.

Viaje a Montilla el sábado 10 de noviembre: Precio: 35 € por persona. Se pagará el mismo día.
Incluye: Viaje ida y vuelta, visita guiada museo Santa Clara, visita guiada Lagar y comida.
Fecha límite para apuntarse el 7 de noviembre.

Fallado el VI Premio de Relato Rafael Mir, el ganador ha sido el escritor y profesor cordobés Fernando Molero Campos con la obra titulada: RUISEÑORES DE FUEGO.

FALLADOS LOS PREMIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA:

Fallo XXXIV Premio de Poesía Juan Bernier
Fallo VI Premio de Relato Rafael Mir
Fallo VI Premio Agustín Gómez de Flamenco
Entregadas las Fiambreras de Plata Año 2018
en el Real Círculo de la Amistad.

¡Ayúdanos! Envíanos tus imágenes

Ángel Corella López

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar
Angel Corella.jpg

El bailarín Ángel Corella López, conocido en el mundo entero como Ángel Corella, nació en Madrid el 8 de noviembre de 1975. La afición de este gran bailarín por la danza empezó siendo muy pequeño. A la edad de 10 años, sus padres decidieron matricularle en la Escuela de Víctor Ullate. A los 15 años, Ángel gana en Valencia el premio nacional y pasa a formar parte de la compañía profesional de Víctor Ullate. Ganó el Grand Prix y la medalla Bermeille de la Villa de París en 1994. El joven Corella impactó muy positivamente al director del American Ballet que le ofreció un contrato de solista en su Compañía, donde desarrollaría su vida profesional. La primera actuación en la temporada del Metropolitan Opera House, fue en la producción de Giselle. En el año 2000, le entregan el premio Benois de la Dance al mejor bailarín, y desde entonces es estrella invitada en el Royal Ballet de Londres o en La Scala de Milán.

Creó junto a su hermana la bailarina Carmen Corella la Fundación que lleva su nombre, destinada a formar jóvenes bailarines, y el proyecto de una gran Compañía de danza. Protagonizó el spot de Freixenet de 2006 junto a la actriz Gwyneth Paltrow. El bailarín creó en 2001 la Fundación Ángel Corella con la intención de promocionar la danza clásica, pero no fue hasta 2008 cuando montó su propia compañía, patrocinada por la Junta de Castilla y León y por empresa privadas. Por eso decidió crear su fundación, su compañía y -en el futuro- su escuela-residencia para que los bailarines españoles pudieran desarrollarse en la danza clásica en su propio país. A las audiciones en Madrid y Barcelona se presentaron 1.500 jóvenes de todo el mundo; de los 60 elegidos con criterios de calidad, el 80% eran españoles. «Algunos habían vuelto del extranjero al enterarse de que se creaba la compañía», se felicitó.

El Corella Ballet Castilla y León se constituyó el 1 de abril de 2008, con sede en La Granja de San Ildefonso (Segovia). Pese a su corta vida, explicó su director artístico, ya es la compañía de danza clásica con más compromisos internacionales: en agosto comenzó una larga gira que les llevó, entre otros lugares, a EE.UU., Japón y Brasil. «Hemos probado que la danza clásica no está muerta, está ahí. Casi todos los espectáculos están vendidos hasta la bandera y el público acaba en pie, aclamando a los bailarines», aseguró.

A su juicio, no es un problema de incultura, sino de «falta de apoyo a la cultura» y de «envidia», el deporte nacional. Por intereses personales o por narcisismo, en nuestro país no se reconoce el mérito de quien destaca. «Yo podría haber continuado con el American Ballet o podría haber ido a dirigir cualquier otra compañía del mundo, pero creo que es importante que los bailarines españoles tengan un lugar donde realizar su trabajo», dijo. Recordó que en otros lugares las estrellas de la danza son tan famosas y admiradas que no pueden andar por la calle; aquí eso sólo ocurre con los futbolistas.

Fuente

Enlace externo