Luces de Navidad.gif
EL ATENEO DE CÓRDOBA LES DESEA A TODOS FELICES FIESTAS Y PRÓSPERO AÑO NUEVO



Ateneo de Córdoba. Calle Rodríguez Sánchez, número 7 (Hermandades del Trabajo).

PRÓXIMOS ACTOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

Desde las 18:00 horas del lunes 2 de noviembre ha comenzado a emitir el Canal del Ateneo de Córdoba en Youtube

CAC36 CANAL ATENEO DE CÓRDOBA.

Desde aquí haremos llegar las actividades que se realicen en el Ateneo
así como los actos, representaciones teatrales, recitales de poesía y conferencias de nuestra hemeroteca.

El canal está disponible en el enlace: https://youtu.be/H09BNMzeAJs

Actividades ya disponibles en el canal:

Presentación del Canal por parte de Antonio Varo Baena, Presidente del Ateneo de Córdoba

"Foro Jaime Loring de debate y conocimiento”, conferencia del ateneísta Rafael Jiménez, “AREAS DE MONTAÑA Y DESPOBLACIÓN”.

Lectura poética del ateneísta Antonio Flores Herrera.

Entrevista realizada a la ateneísta de honor Carmen Galán Soldevilla

Recital de poesía: Participan Balbina Prior, Ángela Mallén, y Joanna Mojón.

"Los Miércoles del Ateneo": Entrevista de Elena Cobos a la poeta y ateneísta Pilar Sanabria

CONVOCADOS LOS PREMIOS LITERARIOS DEL ATENEO DE CÓRDOBA

VIII Premio de Relato Rafael Mir.

XXXVI Premio de Poesía Juan Bernier.

Fallo de las Fiambreras de Plata 2019, relación de homenajeados aquí.


¡Ayúdanos! Amplía artículos

Álvar Fáñez

De Ateneo de Córdoba
Saltar a: navegación, buscar

El noble leonés-castellano Álvar Fáñez (* León o Castilla, hacia 1047 – † Segovia, abril de 1114) fue uno de los principales capitanes del rey Alfonso VI de León, Castilla y Galicia, tanto en la conquista de los emiratos taifa del norte de la península ibérica, como en la repoblación de los territorios así ganados a los musulmanes. Su nombre fue popularizado por las muchas menciones que de él hace el Cantar de Mío Cid como amigo, principal lugarteniente (lo que es falso) y primo hermano de El Cid Campeador. De uno de los muchos asentamientos que creó y señoreó, el pueblo de Villa Fañe, deriva el apellido toponímico Villafañe.

Antepasados y origen de sus nombres

No hay documentación primaria que establezca fehacientemente su lugar de nacimiento y los nombres de sus padres y hermanos (si es que los tuvo). Según Argote de Molina era hijo de Fernán Laínez (medio hermano de Diego Laínez, padre del Cid Campeador) y bisnieto de Gutierre (Señor de Castrojeriz) y del rey Alfonso V de León.

Aunque el Cantar de Mío Cid lo llama Albarfanez Minaya, el nombre con que se lo denomina en los documentos es Álvar Fáñez. Según la tradición de la época, esta denominación significa que su nombre propio era Álvar y el de su padre Fañe, Hanne o Johannes. El nombre Álvar es de origen germánico y corresponde hoy a Álvaro, cuyo significado es hombre sabio, prevenido. "Fañe" es un nombre poco común cuyo origen es polémico. Según la enciclopedia genealógica de García Carraffa, proviene del árabe "hanne", que quiere decir "río pequeño, arroyuelo". Según otros autores, es una forma gótica del nombre hebreo "Yohanan", que pasa al griego y latín como "Johannes" y llega al norte de Europa con el cristianismo. Esta forma se conserva hoy en las lenguas germanas como "Hanne", "Hanna", "Hannelore", en las anglosajonas como "John", y en la castellanas como "Juan". En épocas posteriores, la "nn" se simbolizó en castellano con "ñ", de donde proviene la actual grafía del nombre.

Minaya es actualmente una localidad de la provincia de Albacete, en la comunidad autónoma española de Castilla - La Mancha, y se ignora si Álvar Fáñez tuvo alguna relación con la misma fuera de que en, el siglo XI, la región en que se encuentra fue frecuentemente recorrida por los ejércitos moros y cristianos, entre los que el se destacó. El topónimo Minaya, según Asín Palacios, proviene del árabe y significa "camino abierto y visible" y está presente en diversas poblaciones y parajes españoles (Villaminaya, Encinasola de Los Minayas, Los Minayas). Tampoco es totalmente descartable un topónimo patronímico derivado de un compuesto de ibn (hijo de)> *ben > *bin > *min y el nombre bereber Yahya. Algunos creen que se trata de un apelativo afectuoso usado por el Cid, ya que en euskera mi-anai quiere decir mi hermano y por largo tiempo tras el comienzo del condado castellano su reprobación se compuso frecuentemente con vecinos vascos. La misma familia condal, al igual que la real en León,estaban emparentadas desde generaciones a través de matrimonios con vascuences de Navarra y Álava. En el poema Cantar de Mío Cid, éste frecuentemente lo trata de Minaya a secas, pero nunca lo usa como patronímico (de Minaya) y tanto lo antepone como pospone a Albarfanez: Albarfanez Minaya o Minaya Albarfanez.

Biografía

Poco antes de su muerte, en 1065, el rey Fernando I de Castilla, León y Galicia dividió su reino entre sus cinco hijos. Su primogénito Sancho recibió el Reino de Castilla, Alfonso el de León, García el de Galicia, Elvira (Señora de Toro) ingresó en un monasterio y a Urraca le concedió el señorío de Zamora. El rey Sancho II de Castilla organizó un ejército para forzar a sus hermanos a la reunificación del reino, ejército que puso a las órdenes de Rodrigo Díaz de Vivar, popularmente conocido como El Cid Campeador.

Según Sandoval, Álvar Fáñez combatió inicialmente junto al Cid contra el rey García de Galicia primero y luego contra el rey Alfonso de León. Luego de la primera batalla contra este último en la ribera del río Esla, Álvar se hizo fuerte con sus tropas en una pequeña población cercana a la ciudad de León, logrando impedir el paso de las fuerzas enemigas por el puente de Villarrente. En recompensa a su valentía, poco antes de ser tomado prisionero, en el año 1072, el rey Sancho le hizo merced del sitio y sus adyacencias para él y sus descendientes. El lugar se denominó primero Villa Fañe (con el que ya figura en la carta puebla otorgada a la cercana localidad de Mansilla de las Mulas en la década de 1180). El nombre de Villa Fañe se abrevió luego a Villafañe que designa tanto a la localidad como al linaje y actual apellido toponímico.

Cuando el rey Sancho fue asesinado en Zamora, el 7 de octubre de 1072 por Vellido Dolfos, sin dejar herederos, su hermano Alfonso que estaba exiliado en Toledo tomó el trono de Castilla. A partir de ese momento hay abundante documentación que vincula a Álvar Fáñez con el nuevo rey de León, Castilla y Galicia, Alfonso VI, de quien fue teniente y capitán, y a cuyo servicio combatió infatigablemente a los moros taifas y almorávides, entre quienes, según la crónica de Kitab al-Iktifá era muy temido. Se sabe que, antes de la reconquista de Guadalajara, recorrió junto al Cid el valle del Henares (frontera de la marca media de Al-Ándalus) realizando diversas incursiones militares y conquistando Castejón, el castillo de Jadraque y sembrando el pánico entre los sarracenos en Hita, Guadalajara y Alcalá. Se ocupó varias veces del cobro de los parias, tributos que debían abonar los reinos taifas.

Entre las numerosas actuaciones que se le atribuyen se cuentan las siguientes:

  • En fechas no bien determinadas: mandó construir el Castillo de Huelves; participó en la reconquista de las poblaciones de Alcocer (una de cuyas puertas lleva su nombre), Horche, Mondéjar, Romanones, Tendilla, Santaver (en el curso alto del Guadiela), Toledo, Valdeavero (hasta entonces dependiente de Alcolea del Torote, pasó luego a ser señorío prelaticio y después real). En Tendilla, provincia de Guadalajara, existe un cerro que llaman de Barafañez, en su honor. En Huete, provincia de Cuenca, también reconquistado por las huestes de Alfonso VI, hay un cerro llamado Álvar Fáñez.
  • En 1077 reconquistó Medina del Campo.
  • Entre 1085 y 1086 fue Gobernador de Valencia.
  • La noche del 23 de junio de 1085, en camino hacia Guadalajara, reconquistó la villa de Horche de los moros. Hay allí un monumento a Álvar Fáñez que conmemora el acontecimiento.
  • Al día siguiente, día de San Juan, en una arriesgada acción de sus tropas, reconquistó la ciudad amurallada de Guadalajara. Todavía se conserva allí el Torreón de Alvarfáñez por donde se dice entró a la ciudad. Afirman algunos historiadores que sus pobladores le expresaron su reconocimiento incorporando su figura en el escudo de la ciudad.
  • En 1086 fue derrotado en Peñafiel por los almorávides dirigidos por Yusuf ibn Tasufin.
  • El 23/10/1086 encabeza la carga de las tropas castellanas de Alfonso VI que en la batalla de Zalaca, en las cercanías de Badajoz, fueron derrotadas por los almorávides de Yusuf ibn Tasufin.
  • En 1088 manda las fuerzas que saquean la zona y toman la fortaleza de Aledo en Murcia.
  • A fines del siglo XI, como parte de la repoblación de la zona, fundó los pueblos de Pedrajas e Íscar. El acontecimiento es rememorado por el Infante Don Juan Manuel en su obra El Conde Lucanor cuando dice Don Alvar Háñez era muy buen omne et muy onrado et pobló a Ixcar.
  • En 1097 es nombrado gobernador de las fortalezas fronterizas del valle del Tajo y Guadiela: Santaver y Zorita de los Canes.
  • En la primavera de 1108 dirigió los ejércitos castellanos en la batalla de Uclés, sufriendo una grave derrota ante los ejércitos de Yusuf ibn Tasufin. En esa batalla fue muerto el infante Sancho Alfónsez, hijo del rey Alfonso VI. Álvar Fáñez logró eludir el cerco almorávide, dirigiéndose hacia el norte para proteger los cauces alto y medio del río Tajo.
  • Entre 1108 y 1109 fue Alcalde y Jefe Militar de la ciudad de Toledo, defendiéndola del cerco de las mesnadas almorávides, vencedoras en Uclés.
  • Alrededor del año 1112 fue Alcaide del castillo de Peñafiel.

Álvar Fáñez fue asimismo Conde, Dux de Toledo, Señor de Sotragero, de Villafañe y de Zorita de los Canes.

Murió en la rebelión que tuvo lugar en Segovia a mediados de abril de 1114, combatiendo en defensa de la Reina Urraca. Fue enterrado en su Burgos natal, en el monasterio de San Pedro de Cardeña, a 10 km de la ciudad de Burgos, donde se dice que aún se conserva su sepulcro.

Álvar Fáñez y el Cantar de mío Cid

En el Cantar de Mío Cid, Álvar Fáñez es mencionado unas 30 veces como lugarteniente y amigo inseparable del Cid Campeador, el único en quien confiaba en circunstancias difíciles. En la única copia manuscrita que se conserva del poema,[4] hecha por un tal Per Abat en 1307, se le designa indistintamente Minaya Albarfanez, Albarfanez Minaya o simplemente Minaya, con algunas variantes ortográficas. Las versiones posteriores, de las cuales la canónica es la de Ramón Menéndez Pidal, han modernizado la grafía del nombre fijándola en la actual de Álvar Fáñez.

Aunque el poema fue escrito alrededor del año 1140, poco después de los hechos relatados, el anónimo juglar que lo escribió (según M. Pidal, de la región de Medinaceli, a juzgar por los detalles geográficos) no se preocupó por la exactitud histórica sino por los efectos dramáticos. Álvar Fáñez es allí una especie de álter ego del Cid, que lo acompaña tanto en sus campañas de la Reconquista como en el exilio, con la crucial función literaria de permitirle expresar sus sentimientos más íntimos en momentos críticos. Además de otras inexactitudes históricas, consta en documentos de la época que en muchas de las ocasiones en que el poema lo sitúa en compañía del Cid, Álvar Fáñez se encontraba en otros lugares. El historiador Gonzalo Martínez Diaz, en El Cid histórico va más lejos aún, afirmando que nunca perteneció a los ejércitos del Cid y que actuó de modo totalmente independiente en las campañas guerreras de Alfonso VI, lo que parece estar avalado por los datos biográficos arriba transcriptos.

En la faltante primer hoja del manuscrito (reconstruida por referencias de terceros) el juglar afirmaba que Álvar Fáñez, del Cid era primo hermano. Algunos documentos de la época lo caracterizan como sobrino del Cid, quien habría tenidos otros hermanos y hermanas, no bien identificados.

Matrimonio y descendientes

Álvar Fáñez desposó a Mayor Pérez, hija del Conde de Saldaña y Carrión, Pedro Ansúrez, fundador de Valladolid, con quien tuvo al menos tres hijos, todos con numerosa descendencia, alguno de los cuales pudo haber tomado posesión de Villa Fañe y dado origen al apellido Villafañe:

  • Juan Álvarez, quien desposó a Geloyra Martínez con quien tuvo al menos tres hijos.
  • Eilo Álvarez, quien desposó en primeras nupcias a Rodrigo Fernández de Castro y en segundas al Conde Ramiro Fróilaz.
  • Urraca Álvarez, quien desposó al Conde Rodrigo Vélaz, con quien tuvo varios hijos.

Álvar Fáñez "el Mozo"

El popular dicho andar por los cerros de Úbeda se originó en tiempos de la expulsión de los almohades de esa ciudad, en 1227. Se cuenta que uno de los capitanes del rey Fernando III el Santo, Álvar Fáñez "el Mozo", desapareció poco antes de entrar en combate y se presentó en Úbeda cuando ya había sido reconquistada. Al preguntarle el rey dónde había estado, Álvar, ni corto ni perezoso, contestó que se había perdido por los cerros de Úbeda. La frase fue tomada irónicamente por los cortesanos y actualmente se usa cuando alguien tiene una intervención poco feliz en una conversación. Se dice que Álvar Fáñez estaba enamorado de una mora y faltó al ataque por estar citado a la misma hora con su enamorada.

No se conoce el parentesco de este Álvar Fáñez con el capitán de Alfonso VI, pero dado lo poco común del nombre, la distinción que "el Mozo" establece con alguien cercano de mayor edad y la diferencia de fechas, cabe colegir que el primero podría ser descendiente del segundo.

Fuentes

  • Álvarez Rodríguez, Lázaro; Mansilla de las mulas, monasterios y pueblos colindantes; Imprenta Casado; León (España); 1981.
  • Argote de Molina, Gonzalo; Nobleza del Andaluzia; Sevilla (España); 1558; pp. 102-104.
  • Fletcher, Richard A.; Saint James's Catapult: The Life and Times of Diego Gelmírez of Santiago de Compostela (La catapulta de Santiago: vida y época de Diego Gelmírez de Santiago de Compostela).
  • García Carrafa, Alberto y Arturo; Enciclopedia heráldica hispano-americana; España; 1919-1963.
  • Lipskey, Glenn Edward; The Chronicle of Alfonso the Emperor. A Translation of the Chronica Adefonsi Imperatoris, with study and notes (Crónica del emperador Alfonso, traducción al inglés de la Chronica Adefonsi Imperatoris, con análisis y comentarios).
  • Menéndez Pidal, Ramón; La España del Cid, 5a edición; Espasa Calpe; Madrid (España); 1956; vol. II, pp. 554 and 586.
  • Menéndez Pidal, Ramón; En torno al Poema del Cid; Edhasa; Barcelona (España); 1970; pp. 15-22.
  • Reilly, Bernard F.; The Kingdom of León-Castilla under King Alfonso VI, 1065-1109 (El reino de León-Castilla bajo el rey Alfonso VI).
  • Reilly, Bernard F.; The Kingdom of León-Castilla under Queen Urraca (El reino de León-Castilla bajo la reina Urraca).
  • Sánchez Belda, Luis (editor); Chronica Adefonsi Imperatoris; Consejo Superior de Investigaciones Científicas; Madrid (España); 1950.
  • Sandoval, Prudencio de; Chronica del inclito Emperador de España, Don Alonso VII, deste nombre Rey de Castilla y Leon...; manuscrito microfilmado en la Biblioteca de la Universidad de Navarra.
  • Sandoval, Prudencio de; Historia de los reyes de Castilla y de León: Doña Urraca, hija de Don Alonso Sexto y Don Alonso Séptimo, Emperador de Las Españas, 2 vol.; Benito Cano; Madrid (España), 1792.
  • Solivérez, Carlos Eduardo; Álvar Fáñez, su familia y sus hechos; Biblioteca Leonesa Digital.
  • Torres Sevilla, Margarita; El linaje del Cid; Anales de la Universidad de Alicante: Historia Medieval No. 13, Alicante (España); 2000-2002, 49 páginas.
El presente artículo aporta material procedente de una entrada de Wikipedia, publicada en castellano bajo la licencia Creative Commons-Atribución-Compartir Igual 3.0 (CC-BY-SA) o la licencia GFDL.